Conozca cuáles son las normas para que pueda pilotear un dron de forma legal

El mercado de los drones a nivel mundial ha presentado importantes niveles de crecimiento. En 2017, el número de ventas creció 39%, según informó la firma consultora Gartner. Por eso, no es de extrañar que estas aeronaves se encuentren en grandes almacenes comerciales y tiendas especializadas. Sin embargo, las autoridades regularon el uso de estos equipos para garantizar la seguridad de los ciudadanos y el pleno desarrollo de la actividad aeronáutica.

Si su pasión es pilotear estas máquinas de forma ocasional y en espacios abiertos, no debe preocuparse más allá de escoger el equipo con mejores características. En el caso de esta clase de vuelos recreativos, lo único que debe tener en cuenta es que no puede volar los drones cerca al aeropuerto y tampoco puede pilotearlos en zonas donde se presente gran afluencia de transeúntes. Para una experiencia de vuelo más satisfactoria, expertos recomiendan pilotear en zonas rurales, sin posibilidad de afectar a otras personas.

La altura de vuelo máxima es de 152 metros sobre el terreno o sobre el agua. La aeronave tampoco podrá alejarse más allá de 750 metros del operador. Para utilizar un dron de forma comercial en Colombia se necesita contar con dos requisitos fundamentales. El piloto debe tener un curso de 300 horas otorgado por una escuela autorizada por la Aeronáutica Civil. Este curso está compuesto por siete materias teóricas y 40 horas de vuelo. El aprendiz de piloto deberá realizar 200 despegues y aterrizajes. En las escuelas autorizadas para ofrecer esta tipo de cursos, el costo oscila entre $1.500.000 y $2.000.000. Ninguna persona puede pilotear un dron si se encuentra en estado de embriaguez. Cuando se presentan daños a propiedades o personas, los pilotos serán los encargados de resarcir los daños y responder en los procesos judiciales pertinentes.

Debe tener en cuenta que en el país existen varios tipos de vuelos prohibidos. La regulación estableció que no se pueden realizar vuelos dentro de un perímetro de cinco kilómetros al rededor de aeropuertos. Tampoco se puede sobrevolar centros carcelarios, bases militares o estaciones de policía; las autoridades tienen plena potestad para derribar la aeronave. En la Plaza de Bolívar y en zonas donde podría afectar la seguridad del presidente o de sus ministros tampoco puede manejar una de estas aeronaves.

En cuanto a características, los drones no pueden tener hélices de hierro. Tampoco pueden tener un peso de despegue mayor a 25 kilogramos, esto hace referencia a los equipos de tamaño pequeño o medio. Los drones de gran tamaño están prohibidos. Para el exdirector de la Aeronáutica Civil, Alfredo Bocanegra, esta regulación podría “limitar el mercado, este es un tema que está evolucionando rápidamente y necesita una regulación ágil, que garantice la seguridad de los vuelos, pero que permita el desarrollo de nuevas economías que pueden usar este tipo de tecnologías”.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *